jueves, 10 de mayo de 2012

Titanic

Me acuerdo de aquel momento, sí, cuando me hallaba en el cine, llorando, rodeado de muchas personas, en el mismo estado que yo. Todos mirábamos la pantalla, viendo Titanic.

Todo el mundo quería que se acabase para dejar de sufrir pero les gustaría que todo se arreglase. ¡Titanic, era llamado el barco de los sueños, y el que lo confirmó, no se equivocó para nada!
En Titanic aprendí que ningún elemento es suficiente para separar a dos personas que se aman y que, pese a todo lo que ocurra, siempre ese alguien estará allí. 
La valentía de aquel capitán, que muere junto a su esposa, el barco, de aquel hombre mayor que abrazaba a su esposa en la cama viendo como el camarote se inundaba...
Aprendí, que hasta el golpe más duro, no podrá acabar con el amor de dos individuos. ¡Ah! Y también aprendí, que la muerte jamás vencerá al amor.
Ahora, es cuando me doy cuenta, de la importancia de la vida...Todos sabemos que tenemos un origen, pero nadie de verdad sabe cuál es. Unos piensan cosas y otros otras. 
Pero, a pesar, de que no sepamos el origen, sabremos el final, porque, nosotros algún día desapareceremos, como si nos hubiésemos inundado...



La vida es así, llena de obstáculos, como un iceberg.

¡Saludos Portaleros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario y por tu visita! Recuerda, si tu comentario contiene contenido publicitario, pornográfico o dañino para el blog será eliminado lo antes posible. -Daniel- Administrador del blog